Bienvenida primavera

Bienvenida primavera

bienvenida primavera

 

¡Finalmente llega la primavera y las ganas de salir, tomar algo en la plaza y pasear más por el bosque!
Así como cambiamos nosotr@s, también debemos cambiar nuestra alimentación para fluir con la naturaleza.

La primavera es la estación en la que la energía del hígado está más fuerte y por eso, much@s de nosotr@s aprovechamos para desintoxicarlo con plantas amargas, semiayunos, más ejercicio físico y mayor ingestión de líquidos.

Personalmente no estoy muy a favor de los ayunos y détox muy extremos, especialmente con el ritmo de vida que llevamos hoy en día. Tod@s entendemos que no es lo mismo pasar todo el día a base de caldos o licuados meditando en un monasterio en Monserrat que trabajando en una oficina en la Meridiana o cogiendo el metro en el centro de Barcelona.
Pero sí estoy a favor de que podamos aprovechar esta época para hacer una depuración hépatica quitándonos durante un tiempo todos los hábitos que nos están sobrecargando el hígado.

 

Aquí os dejamos unas pequeñas y sencillas recomendaciones que, con un poco de motivación, os pueden ayudar a recuperar vuestra energía vital:

1- Cuidar la salud digestiva
Muchas de las toxinas que generamos provienen del intestino: metabolitos producidos por exceso de fermentación y desequilibrios en la microbiota. Esto se puede mejorar equilibrando la alimentación y, en consecuencia, la calidad de nuestras digestiones. En caso de estreñimiento/diarrea, malas digestiones, pesadez e hinchazón, esta recomendación es la prioridad.

2-Aumentar la actividad física
¡Lo propongo en primer lugar ya que para mí es fundamental! Y no sólo porque aumenta el metabolismo y ayuda al proceso de depuración (nos hace beber y sudar más, por lo que eliminaremos más las toxinas). También es primordial porque la actividad física (puede ser andar por el bosque, bailar, correr, ir en bici,…) ayuda a descargar el hígado de su principal enemigo: el estrés y la frustración que se pueden manifestar de diferentes maneras como actividad mental excesiva, ansiedad, insomnio, problemas gastrointestinales, migrañas, ingesta voraz de dulces…

3- Cenar menos cantidad y más temprano
Para mí esta recomendación es válida para todo el año. El hígado debe estar tranquilo durante la noche para poder hacer bien su trabajo de limpieza. Si cenamos tarde, y además alimentos grasos, el hígado tendrá más trabajo con la mitad de su energía (por la noche el metabolismo baja y todo funciona más lentamente) y, seguramente, nos despertaremos sin hambre y con la cabeza nublada.
Un caldo depurativo o una crema de verduras serán ideales para esta época (en una persona sin necesidades nutricionales especiales, obviamente).
http://www.alquimiavegana.org/crema-de-hinojo/

4- Eliminar los alimentos que perjudican al hígado
– Exceso de proteína animal, alcohol, harinas horneadas, exceso de sal, los lácteos, las grasas de mala calidad, el azúcar refinado.

Aumentar el consumo de alimentos que nos ayudan a depurar
– Legumbres, principalmente las lentejas y los mungo. Pero también los garbanzos, guisantes o las habas, que además ahora son de temporada.
http://www.alquimiavegana.org/salteado-de-lentejas-germina…/

– Pescado blanco para los no vegetarianos en lugar de carne. Aun que ya sabéis que defiendo una dieta más bien basada en verduras.

– Cereales en grano, principalmente el arroz integral largo, basmati, salvaje, la quinoa, el amaranto, la cebada.

http://macrosano.com/tag/cebada/

– Semillas en más cantidad que frutos secos (contienen menos grasa): pipas de girasol, calabaza, nueces, almendras.

– Verduras verdes poco cocinadas como las coles de todo tipo, el apio, el puerro, el brócoli, la coliflor, la zanahoria.
http://www.alquimiavegana.org/pate-de-lentejas-rojas-al-co…/

– Más cantidad de ensaladas que en invierno aunque depende de la calidad de nuestro sistema digestivo. Si el sistema digestivo está en buenas condiciones podemos tomar un poco más: nabo, rabanitos, rábano negro, rúcula, básicamente verduras picantes. En caso contrario, tomar verdura salteada o a vapor.
http://www.alquimiavegana.org/ensalada-tibia-de-verduras-c…/

– Hierbas frescas y condimentos que ayudan a depurar: perejil, cilantro (gran quemador de metales pesados), cebollino, albahaca, jengibre, cúrcuma.
http://www.alquimiavegana.org/lentejas-naranja-a-la-curcuma/

– Verduras fermentadas no pasteurizadas: son ácidas y estimulan la acción del hígado e intestinos (si tenemos el intestino mal no sirve de mucho desintoxicar el hígado ya que el intestino seguirá produciendo toxinas): chucrut, umeboshi, shiro miso.
http://www.kenshosake.com/diferencia-entre-chucrut-y-chucr…/
También podéis encontrar este tipo de productos en Ferment9 (barcelona) o Kensho sake (internet).

Sobre las hierbas depurativas
Algunas de las hierbas que crecen ahora por la zona se pueden utilizar para apoyar el proceso: diente de león, fumaria, alcachofa, romero… No recomendamos hacerlo (y menos en forma de pastillas o extractos concentrados) sin la supervisión de algún médico o terapeuta. ¡Si tienes poca energía en el hígado puede ser contraproducente, así que es mejor quitar lo que te hace daño y así ganarás más!

¡Si podéis convencer algun@ amig@ todavía mejor! Y aquí en La Floresta será más fácil que en cualquier sitio ya que hay mucha gente por metro cuadrado que se cuida… jejeje.
Tenemos la suerte de que tanto en La Floresteca como en el Forn podemos encontrar opciones de comida e infusiones que nos acompañarán en esta época 😊.

No Comments

Deja un comentario